Un paseo por los lagos: imagen principal


Bratislava es una ciudad de lagos. No tenemos mar, pero contamos con el Danubio y una buena variedad de lagos repartidos por la ciudad —sí, dentro de la ciudad— y sus alrededores.

Este verano, cuando las temperaturas rondaban entre los 25º y los 34º, visitamos unos cuantos de ellos.

De algunos he subido de vez en cuando fotos a través de Facebook o Instagram, como la que os coloco aquí abajo:
Cambio de proveedor de hosting en el blog: imagen principal


Hace unos meses avisé por Facebook de que estaba realizando cambios en el hosting de este blog. Cambios que, a fecha de hoy, he terminado en su mayor parte.

He ido muy lenta porque le he dado prioridad a otros asuntos, como acabar —con éxito— el NaNoWriMo de este año con una nueva novela. Pero aquí lo tenéis ya, listo para vuestra aprobación.

Como era de esperar, ahora tengo que ir puliendo todos esos detalles que aparecerán a medida que se usen las diferentes opciones y menús.
Un fin de semana en Győr: imagen principal

Hace poco hicimos otra escapada de fin de semana y nos fuimos a Győr. Esta ciudad húngara está a menos de una hora (por autopista) de Bratislava, por lo que es cuestión de un momento coger el coche y plantarse allí cuando surge la inspiración (si no has optado por Viena antes).

Esta vez la motivación para emprender el viaje fue lúdico-culinaria: habíamos visto por internet fotos de una taberna decorada como un barco pirata que nos encantó y reservamos una habitación en el Bed&Breakfast que hay sobre el local.

El mismo sábado por la mañana hicimos la maleta en un momento y nos subimos al coche, pese a las protestas del gato.

Cambio en el sistema de suscripción a las entradas del blog: imagen principal


He modificado el sistema de suscripción a las entradas del blog (para recibir un aviso cada vez que se publica una nueva entrada) con el fin de adaptarlo al RGPD. La lista de correo actual dejará de estar disponible a partir del viernes 25/05/18.

También he cambiado el gestor de correo, que pasa de WordPress a MailChimp, por lo que el formato será diferente al acostumbrado.

Si os queréis apuntar a la nueva lista (ya en funcionamiento) podéis solicitarlo aquí: https://www.enbratislava.com/suscripcion/

Si tenéis alguna duda, podéis dejar un comentario aquí abajo o consultarme a través de la página de Contacto.

Los antiguos suscriptores deberíais haber recibido ya otro correo informativo por este tema. Vuestra lista seguirá vigente hasta la fecha límite de la próxima semana.
Una escapada a Viena: imagen principal

No recuerdo si os lo he contado en el blog alguna vez pero estamos a hora y pico en coche de Viena, así que es relativamente fácil (si no eres como yo y tienes carné y coche) hacer una escapadita de vez en cuando a esa ciudad maravillosa.

La semana pasada vino una comitiva de T-Systems (la empresa donde trabajábamos Xavi y yo antes de la mudanza) a Viena por temas laborales y quedamos una noche para cenar todos, junto con las otras dos parejas españolas de «nuestro grupo» que residen en Bratislava. Para los curiosones, cenamos en el Salm Bräu, bebimos cerveza casera y —algo que no nos ha pasado nunca en Bratislava— tuvimos un camarero que hablaba español por lo que no pedimos accidentalmente nada demasiado exótico para nuestros paladares. Un par se atrevió incluso con el strudel de manzana y no pusieron caras raras, así que debe de ser fobia mía en exclusiva.

Una de compras en el súper: imagen principal


La entrada de hoy sobre compras habituales es una de las nuevas, de las "cortitas" (o eso me parecía cuando empecé a escribir), de las que hablé en la última publicación. Esas que lees mientras te tomas un café o un té. Porque si estás tomando un cubata este no es el tipo de blog que miras...

Cuando mi madre y mi tía vinieron de visita a Bratislava el año pasado, una de las cosas que más despertó su curiosidad fue el tema de los supermercados. ¿Dónde comprábamos? ¿Entendíamos las etiquetas? ¿Era más caro o más barato que en España?

Por entonces comprábamos (semanalmente, a ver quién mete a Xavi en un súper más de una vez a la semana sin usar un táser) en el Lidl. Íbamos con coche, porque aquí lo normal es que los súpers tengan parking propio, al aire libre normalmente (a no ser que formen parte de un centro comercial).

El blog sigue una temporada más: imagen principal


La semana pasada renové el dominio del blog. Para los que no sepáis de estos temas, es la «dirección» de la web; el hecho de que cuando escribas "www.enbratislava.com" vayas a parar aquí y no a otra página llena de palabras sin sentido y con una ausencia flagrante de vocales.

Es un servicio que se paga anualmente si quieres seguir siendo el propietario de la URL por lo que a la hora de renovar tienes que plantearte si le estás sacando provecho. Yo no lo estaba haciendo, así que lo decidí en el último momento (pese al spam de mi proveedor de hosting, que debía estar sufriendo un ataque de ansiedad automatizada ante mi falta de respuesta).

Han pasado casi tres meses desde la última publicación y este tiempo lo he amenizado con una serie de catastróficas desdichas empeñadas en mantenerme en cama con gripes y fiebres varias. Y con viajes en avión para visitas médicas una semana sí y otra también (aunque he aprovechado estos para hacer alguna que otra incursión a librerías de Barcelona... y al Starbucks). Todavía estoy coleccionando montañas de clínex sobre mi escritorio, pero ya tengo energías de nuevo para enfrentarme al teclado y a la tonelada de correos y actualizaciones de redes sociales que estaban pasando a un estado fósil.

"